Información general Espacios protegidos

Monumento Natural de La Corona

Monumento Natural de La Corona

El Monumento Natural de La Corona, una joya geológica en el extremo nororiental de la isla de Lanzarote, se erige como un testimonio vivo de la actividad eruptiva de los volcanes de la Quemada de Órzola, la Corona y la Cerca Los Helechos. Este monumento, declarado Parque Natural en 1987 y posteriormente Monumento Natural en 1994, es una fascinante unidad geomorfológica que cautiva a quienes se aventuran a explorar sus misterios.

Características Geológicas Únicas

La Corona destaca entre los centros eruptivos, revelando un cráter principal de forma semicircular con 450 metros de diámetro y 190 metros de profundidad. Su cono, formado por piroclastos y lapillis, cuenta con pendientes pronunciadas que indican una explosividad moderada. Este fenómeno permitió la acumulación de materiales alrededor de la boca eruptiva, creando un paisaje fascinante.

La altitud del Monumento Natural, a menudo envuelto en nubes alisias, ha propiciado la formación de líquenes que recubren la zona. El malpaís resultante, con una extensión de aproximadamente 45 km², exhibe coladas basálticas de tipo aa y en bloques, dando lugar a un terreno diverso que invita a la exploración.

Explorando la Flora y Fauna

El Monumento Natural de La Corona alberga una rica variedad de flora y fauna, adaptadas a las condiciones específicas de este entorno volcánico. Entre las especies vegetales más destacadas se encuentran los tabaibales (Euphorbia obtusifolia y balsamífera), que se distribuyen de manera desigual según las zonas. En los conos, las vinagreras (Rumex lunaria) aportan su peculiar presencia, mientras que en las coladas, las aulagas (Launaea arborescens) y veroles (Senecio kleinia) encuentran su hábitat.

La costa del Monumento Natural no se queda atrás en biodiversidad, con comunidades halófitas y psamófilas que se adaptan a las condiciones costeras. Las blancas arenas organógenas marinas forman pequeñas dunas, creando un espectáculo visual único.

Senderos para la Aventura

Sumérgete en la belleza natural del Monumento Natural de La Corona a través de sus diversos senderos. Explora la diversidad de formas y colores que ofrece este paisaje volcánico. Algunas rutas sugeridas incluyen:

Volcán de la Corona

Avistamiento de Aves y Flora Única

El Monumento Natural de La Corona es un paraíso para los amantes de la observación de aves. Las áreas húmedas albergan una variedad de especies, proporcionando oportunidades únicas para avistar aves migratorias y locales. Mantén los ojos abiertos para avistar aves como el cernícalo o el alcaraván.

Exploración Subterránea: Tubos Volcánicos Asombrosos

No te pierdas la oportunidad de explorar los espectaculares tubos volcánicos en el interior del Monumento Natural. Lugares como La Cueva de los Verdes, Los Jameos del Agua y el túnel de la Atlántida ofrecen una experiencia única, revelando la magia subterránea de la isla.

Tubo Volcánico de los Jameos
Tubo Volcánico de los Jameos

Compromiso Ambiental y Protección

Declarado por la Ley 12/1987 y reclasificado en 1994, el Monumento Natural de La Corona es un área de sensibilidad ecológica, según la Ley 11/1990. Además, se encuentra vinculado al Sitio de Interés Científico de Los Jameos, destacando su importancia en el contexto natural de Canarias.

Un lugar único

Descubre la belleza volcánica y la biodiversidad única del Monumento Natural de La Corona. Con senderos cautivadores, avistamiento de aves y la exploración de tubos volcánicos asombrosos, esta joya natural promete una experiencia inolvidable para los amantes de la naturaleza y la aventura. Sumérgete en este fascinante rincón de Lanzarote y déjate maravillar por la magia de La Corona.

Dónde está

Datos

  • Declaración: este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias como Parque Natural del Volcán de La Corona y el Malpaís de La Corona y reclasificado por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias como monumento natural.
  • Otras protecciones: este espacio es por definición área de sensibilidad ecológica, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico.
  • Relación con otros espacios: En el interior de este espacio se encuentra el Sitio de Interés Científico de Los Jameos, en un sector al sureste donde se localizan los Jameos del Agua y la cueva de los Lagos.
  • Municipios: Haría.
  • Superficie: 1797,2 hectáreas.
  • Población: en este espacio hay dos entidades de población Escamas, con 8 habitantes y Guatifay con 5 habitantes. Además de algunas viviendas rurales dispersas asociadas a explotaciones agrícolas en los bordes de la colada.
  • Compatir en:

Blog: Lo más leído