Los Valles

Los Valles

Los Valles está situado al norte de Lanzarote, en el área más alta y montañosa del municipio de Teguise en los límites con Haría, y se corresponde con un zona del macizo de Famara, cortado por numerosos barrancos, separados por lomos, por lo que esta zona del término recibe el expresivo nombre de Los Valles. Se llaman ‘de Abajo’ el de poniente y ‘de Arriba’ el de naciente. Estos valles paralelos de N a S y alcanzan una longitud de más de 2 Km cada uno, hallándose separados entre sí por El Lomo de Enmedio.

En sus laderas puedes observar las terrazas agrícolas donde se cultivan los productos de la tierra, un paraje sin igual en la isla, con tierras muy fértiles en las que sus habitantes trabajan para lograr los mejores frutos y verduras de Lanzarote. Es por ello que Los Valles es también conocido como el “pueblo de la papa (patata)”, debido a su gran producción y calidad de este producto.

Su nombre completo es Los Valles de Santa Catalina y proviene de los habitantes del pueblo de Santa Catalina que se asentaron en el actual emplazamiento, después de que sus hogares quedaran destruidos por la erupción del Volcán de Timanfaya en 1730.

Se trata de un pueblo disperso, aunque se localiza un pequeño núcleo concentrado en torno a la ermita que se sitúa en el fondo del valle. Se conservan construcciones tradicionales y las nuevas viviendas, respetan su estilo.

También aquí la oferta en turismo rural es de primerísima calidad. Los Valles es, pues, el mejor lugar donde conocer de primera mano la vida rural de Lanzarote.

Qué visitar

Situados en el extremo norte de la localidad el mirador de Los Valles es, sin duda, uno de los mejores puntos para contemplar el pueblo y sus terrazas de cultivo. 

Un poco mas ariba nos encontramos con el parque eólico, molinos que son herederos de la tradición que siempre ha habido en Lanzarote a aprovechar la fuerza del viento. Las visitas no están autorizadas por lo que no está permitido acceder, sin embargo, puedes ver los impresionantes molinos desde fuera. 

Y sobre el risco más alto, se encuentra la Ermita de las Nieves, una pequeña capilla dedicada a la Virgen de las Nieves. Este santuario ha sido un lugar de peregrinación desde el siglo XV. A parte de disfrutar de la preciosa capilla, lo más impactante es el mirador del risco. A unos 600 metros de altura, hay unas vistas espectaculares, en las que puedes contemplar gran parte de la costa occidental de la isla.



Blog: Lo más leído