Caleta de Famara

Caleta de Famara

La Caleta de Famara o también conocida como La Caleta, se encuentra en el extremo sur de la Playa de Famara, que se extiende a los pies del Risco de Famara, en la costa occidental de la isla de Lanzarote. Esta pequeña localidad también pertenece al Parque Natural Chinijo, y está situada en un enclave privilegiado y de enorme belleza.

El majestuoso Risco de Famara se levanta con sus paredes verticales al lado este del pueblo, lo que hace que al atardecer el sol, que se despide por el oeste, lo ilumine con fuerza y tiña sus paredes rocosas de cálidos tonos rojizos y anaranjados. Este momento es de una belleza sublime y si además le añadimos la espectacularidad de la playa de Famara, que se extiende a los pies de este macizo, el espectáculo es absoluto.

Se trata de una pequeña localidad pesquera. Su principal atractivo turístico es la playa de Famara, a la que acuden multitud de amantes del surf y el kitesurf.

Lo que más sorprende al visitante al pisar esta preciosa localidad es que apenas tiene calles asfaltadas, sigue conservando sus callejuelas de arena y sus radiantes casas pintadas de blanco con carpintería en azules o verdes.

La iglesia marca una gran plaza abierta que es el comienzo de un moderno paseo marítimo. Casi recién estrenado, muy amplio y cómodo para pasear junto al mar. 

Historia

Existen restos de asentamientos aborígenes en la zona de Famara anteriores a la conquista. Con la llegada de los conquistadores, los franciscanos se establecen en su cercanía en 1413 permaneciendo en Famara unos 33 años. Esta construcción fue el inicio de la primera ermita de Canarias dedicada a la Virgen la de Las Mercedes.

Sin embargo no es hasta finales del Siglo XVIII cuando nace La Caleta como enclave pesquero. Hacia 1818 existían en la Caleta únicamente unos almacenes de piedra seca en los que se guardaban los barcos que eran utilizados en periodo de pesca. Todavía en 1850 La Caleta figuraba “sin ningún habitante”. A partir de 1888 se establecen varias familias procedentes de Soo y de La Graciosa. En 1909 contaba la Caleta con tres edificios, veinticuatro almacenes y veinticinco habitantes.​

En la actualidad el desarrollo del pueblo ha dereivado hacia el uso vacacional y conformando en la actualidad un núcleo principalmente destinado a la segunda residencia y el turismo.

Qué hacer

Este lugar lo tiene todo para maravillarnos: un pueblo donde el tiempo se ha detenido, restaurantes con fabuloso pescado fresco, buenas olas para hacer surf, una playa magnífica y estupendas vistas hacia Chinijo,

Los restaurantes de Caleta de Famara disponen de lo mejor de la gastronomía de las Canarias, es decir que aquí abundan los platos elaborados con los productos del mar. Podemos degustar pescados y mariscos exquisitos y superfrescos.

Si eres una apasionado de las tablas de surf y las velas de kitesurf. Las condiciones del viento y de las olas hacen que este paraje lanzaroteño sea fantástico para sendos deportes acuáticos.

Spot de Playa de Famara
Spot de Playa de Famara
Surf en Famara
Surf en Famara

Una actividad muy habitual en Caleta de Famara es darse un paseo caminando hasta las inmediaciones del Risco de Famara para tener una visión de lo más hermosa de esta costa norte de Lanzarote. Tambien es muy recomendable dar un cómodo paseo entre sus calles sin asfaltar, rodeando sus características viviendas de color blanco. Podremos recrear tanto la vista como el oído, ya que el rumor del oleaje y el sonido del viento acompañarán nuestro paseo.

Caleta de Famara, Tinajo por el camino del Agua
Caleta de Famara, Tinajo por el camino del Agua
Caleta de Famara, Tinajo
Caleta de Famara, Tinajo
Famara, Bosquecillo
Famara, Bosquecillo

También es frecuente ver ala deltas y parapentes que se lanzan desde lo alto del macizo de Famara para sobrevolar este increíble lugar.

Salida Morro Hueso
Salida Morro Hueso

Dónde está



Blog: Lo más leído