Inicio BlogCrucero por las islas canarias
Crucero por las Islas Canarias para descubrir Lanzarote

Crucero por las Islas Canarias para descubrir Lanzarote

Crucero por las Islas Canarias para descubrir Lanzarote
dionidlb | 17-03-2019

Formada hace unos 23 millones de años, Lanzarote es la más antigua de las Islas Canarias. También es uno de los puertos de cruceros más bellos de este archipiélago español que está situado en el Océano Atlántico, frente a la costa marroquí. Lanzarote, gracias a su naturaleza y a sus paisajes volcánicos protegidos, es una isla clasificada como Reserva de la Biosfera de la UNESCO.

Un crucero en Lanzarote para visitar Arrecife 

Las Islas Canarias, Lanzarote en particular, son una escala en algunos cruceros por España y Portugal. Algunos barcos, después de zarpar desde un puerto mediterráneo, también atracan allí antes de continuar su itinerario hacia el Caribe o Sudamérica. Determinados itinerarios con escala en Lanzarote visitan las otras Islas Canarias saliendo Marruecos, por ejemplo, los que se proponen en cruceros.es

Situado en la costa Este de Lanzarote, el puerto de Arrecife, también conocido como Los Mármoles, es el segundo puerto de cruceros más grande de las Islas Canarias después de Santa Cruz de Tenerife. Los barcos de crucero atracan en el Puerto de Los Mármoles y, los pasajeros, acceden al centro de Arrecife en autobús o taxi. 

Desde el puerto, se pueden dirigir al Charco de San Ginés, el barrio más antiguo de la capital. Tiene un puerto natural poco profundo por donde navegan coloridos barcos. Durante la visita a la ciudad, también hay la posibilidad de adentrarse en el animado ambiente del barrio mientras se toma una copa en alguna de las terrazas de los establecimientos costeros. El recorrido puede continuar por el interior del Charco de San Ginés y descubrir lugares destacados como la Callejón y la Plaza de Las Palmas, donde se encuentra la iglesia de San Ginés. 

La ciudad de Arrecife posee impresionantes monumentos, entre los que se incluye el Castillo San Gabriel, del siglo XVI, y el Castillo de San José, sede del Museo de Arte Contemporáneo. También merece la pena visitar la Casa de Los Arroyo, situada cerca del Pont des Balles. Después de las visitas culturales, nada mejor que una caminata por  el paseo marítimo bordeado de palmeras.

Excursión organizada por el Parque Nacional de Timanfaya 

El Parque Nacional de Timanfaya es la principal atracción de la isla de Lanzarote. Cada año, alrededor de un millón de visitantes visitan este lugar para admirar su extraordinario paisaje de lava. Las visitas guiadas en autobús son la mejor manera de explorar este parque. A diferencia de los taxis, los autobuses pueden recorrer el circuito, de 15 kilómetros, a través de la lava solidificada. 

Nacido de la erupción de más de 100 volcanes, entre 1.730 y 1.824, este parque canario muestra un excepcional paisaje lunar compuesto de conos volcánicos, campos de lava y grandes espacios desolados. Durante la excursión, es posible disfrutar de un paseo en camello para admirar, de una manera diferente, la auténtica belleza de este parque. 

Una excursión en el Parque de Timanfaya también estará marcada por numerosas sorpresas como, por ejemplo, ramas incrustadas en el suelo que se encienden inmediatamente debido a la alta temperatura del suelo o presenciar el nacimiento de un géiser artificial vertiendo agua en un agujero. Una gran corriente de vapor sale a borbotones del suelo, pues la corteza terrestre tiene, apenas, unos pocos metros de espesor en esta zona. 

Para completar la experiencia, los visitantes pueden sentarse en el restaurante El Diablo, fundado por el artista español César Manrique. Este restaurante ofrece platos cocinados con calor geotérmico. El chef, para cocinar los platos, utiliza una especie de parrilla de hierro fundido colocada en un agujero excavado en la lava.

Descubrir Lanzarote siguiendo las huellas de César Manrique 

Los cruceros por las Islas Canarias son una oportunidad para conocer los tesoros culturales que isla de Lanzarote ha heredado del escultor, pintor y arquitecto César Manrique. A partir de 1.966, este gran artista decidió dedicarse por entero al desarrollo de su isla natal. Resultando muy estricto en cuanto a la preservación de la identidad cultural y el paisaje natural de la isla. 

El recorrido por las huellas de Manrique comienza en la capital, Arrecife. Incluye una visita al Castillo San José donde este artista instaló el Museo Internacional de Arte Contemporáneo. A continuación se puede seguir hacia la ciudad de Tahíche, lugar en el que se encuentra la sede de la Fundación César Manrique, ubicada en la antigua residencia del artista Taro de Tahíche.  

El viaje, a través de la ciudad de Teguise, nos lleva al pueblo de Guatiza, donde se encuentra el famoso Jardín de Cactus, último proyecto de Manrique en la isla. Este jardín botánico está salpicado de numerosas especies de cactus llegadas de todo el mundo. Este tour también incluye una visita al Centro de Arte y Cultura Los Jameos del Agua, ubicado en el pueblo de Haría. 

Para una vista espectacular del archipiélago Chinijo y del Océano Atlántico, nada mejor que subir a la cima del Mirador del Río, en el Macizo de Famara, en el extremo noreste de la isla. En él se encuentra un restaurante tallado en la roca.



Blog: Lo más leído