Paisaje Protegido de La Geria

Paisaje Protegido de La Geria
27-09-2018

La Geria es un paisaje singular, cargado de tipismo y de notoria belleza donde hombre y naturaleza coexisten de forma armónica. Tienen sistema particular de cultivos de viñas

La Geria constituye uno de los paisajes agrarios más característicos y singulares de lanzarote y del Archipiélago. Su origen se encuentra en la necesidad de aprovechar las amplias extensiones recubiertas por las arenas (lapilli) , emitidas en las erupciones volcánicas de Timanfaya.

El campesino de lanzarote supo apreciar como las plantas que habían quedado parcialmente cubiertas de picón o arena, como se le conoce en la Isla, tenían un desarrollo más favorable. De esta forma surgió la idea de excavar en esta capa superficial, de unos dos metros y medio, hasta encontrar el suelo enterrado y realizar allí la plantación.

Los hoyos así realizados, en forma de pequeños conos, se suelen proteger del viento con un pequeño muro. Las características del lapilli permitieron mantener cultivos de secano, en una zona con una pluviometría escasa. Ello es posible gracias a que este material volcánico posee la capacidad de absorber y conservar la humedad, tanto de la lluvia como la ambiental. Asimismo, permite una mayor absorción del agua de las precipitaciones, facilitando la infiltración y evitando la erosión. Además, el picón (lapilli) actúa como aislante, evitando las pérdidas de agua por evaporación, y manteniendo constante la temperatura de la tierra vegetal.

El cultivo que más llama la atención en la Geria es el de las grandes extensiones de vides (parras), de cuyas uvas procede el legendario vino malvasía, un vino dorado y fresco de alta graduación.

La carretera central que recorre la Geria se ha converido en una de las rutas turísticas más frecuentadas. Los visitantes realizan paradas en varias bodegas para probar y adquirir los vinos, así como para observar el proceso de su fabricación.

Paisaje Protegido de La Geria

El Paisaje Protegido de La Geria constituye uno de los paisajes agrarios más característicos y singulares de Lanzarote y del Archipiélago canario, por ello fue declarada paisaje protegido en 1994, aunque fue en 1987 cuando obtuvo su primer reconocimiento siendo declarada Parque Natural.

El Paisaje Protegido de La Geria es un extenso enarenado natural de cenizas volcánicas, lapilli o como es conocido entre los locales, picón de  (5255'4 hectáreas). En estos campos de lapilli el campesino Lanzaroteño ha  creado un paisaje agrario único en el mundo; donde a base de tesón y dedicación ha sabido sacarle partido y ha podido cultuvar vides, higueras y otros árboles frutales de forma armónica con el medio.

Para ello ha excavado en la ceniza volcánica agujeros de varios metros de profundidad hasta  encontrar tierra cultivable, donde se plantan las cepas. El borde superior se cubre con pequeños muros de piedra seca, extraida del propio terreno, en forma de media luna para evitar la caída de arena hacia el interior por los vientos Alisios dominantes en la isla. Este tipo de plantación permite que las plantas enraícen más fácilmente en el suelo fértil, mientras que la capa superior de lapilli reduce la evapotranspiración

Además del elevado valor paisajístico, donde el contraste del verde de las vides sobre el negro suelo volcánico crea un hermoso paisaje, La Geria cuenta con importantes elementos de interés geomorfológico y geológico como conos, lagos de lava, cuevas, etc. 

La Geria también ha sido declarada zona de especial protección para las aves (ZEPA), y el área que ocupa en su interior el Monumento Natural de la Cueva de los Naturalistas, ha sido declarado área de sensibilidad ecológica. Al oeste limita con el Parque Natural de Los Volcanes.

  • Declaración: este espacio fue declarado por la Ley 12/1987, de 19 de junio, de Declaración de Espacios Naturales de Canarias como Parque Natural de La Geria y reclasificado por la Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias como paisaje protegido.
  • Otras protecciones: este espacio ha sido declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA), según lo que establece la directiva 79/409/CEE relativa a la conservación de las aves silvestres. Al encontrarse dentro de este espacio el monumento natural de la Cueva de los Naturalistas, existe un sector de la superficie de este espacio que está declarado área de sensibilidad ecológica.
  • Relación con otros espacios: bajo una porción de su superficie discurre el monumento natural de La Cueva de Los naturalistas y el sector oeste del espacio limita con el parque natural de Los Volcanes.
  • Municipios: Yaiza, Tías, Tinajo, San Bartolomé y Teguise.
  • Superficie: 5255,4 hectáreas.
  • Población: en el interior del espacio protegido encontramos siete entidades de población Masdache, con 169 habitantes; Vega de Tegoyo, con 69 habitantes; La Asomada, con 39 habitantes; Conil, con 79 habitantes; Mozaga, con 37 habitantes; La Geria, con 22 habitantes y El Islote-Casa de la Florida, con 182 habitantes.



Blog: Lo más leído