Casa Cerdeña

Imagen no disponible
18-01-2019

La Casa Cerdeña, Construida en el S. XVII, es una de las pocas casas antiguas y señoriales que se conservan en el municipio de San Bartolomé

Construida en el S. XVII, fue sede del Ayuntamiento de San Bartolomé hasta 1870. Esta es una de las pocas casas antiguas y señoriales que se conservan en el municipio. Casa Cerdeña fue restaurada por Don Pedro Cerdeña Armas. Data del siglo XVII y es una de las casas con más poderío de la época.

Fue propiedad de la hija de don Ginés de Castro Estévez, doña Rosalía de Castro, en el siglo XVIII. A finales del XIX la compra y reforma don Pedro Cerdeña Armas. Este rico comerciante tuvo una tienda y una especie de entidad bancaria. Posteriormente la vivienda fue utilizada, como alojamiento de los soldados de infantería instalados en el pueblo y sede, hasta 1870, del Ayuntamiento de San Bartolomé. Actualmente reformada y restaurada, en la actualidad es una instalación del Ayuntamiento que acoge oficinas y actividades culturales.

Arquitectura

Originalmente la casa no tenía la estructura actual. Después de la reforma realizada por Don Pedro Cerdeña Armas, se convierte en una casona elegante del siglo XIX, con dos frontis; el principal hacia el sur, con puerta y cuatro ventanas, además de un cuarto alto llamado “sobrado”, con ventana y balcón de hierro forjado de estilo modernista; el otro frontis, que da al oeste tiene una gran puerta y una ventana.

Distribución

No posee grandes elementos decorativos que hicieran ostentación del poder de sus moradores, pero sí tenía un elevado número de dependencias distribuidas de la siguiente manera:

  • A la izquierda se encontraban las gañanías y lo que era la cochera, donde se guardaban las tartanas. Además había almacenes destinados a tiendas, lagar o bodegas. En esta última estancia se conserva todavía elementos de valor como las tanquetas originales para guardar el vino.
  • A la derecha la vivienda. Para acceder al interior del edificio, por su puerta principal, se pasa por el zaguán de piso de piedra o cantería de Lanzarote. Un patio central alrededor del cual se distribuyen ocho habitaciones. Destaca la escalera que sube al “sobrado” y que dispuso de una escalinata con pasamanos de madera, hoy ya desaparecida. Se conserva la puerta principal, sin grandes tallas, lo mismo que las ventanas.

La reforma llevada a cabo por el Ayuntamiento de San Bartolomé la ha convertido en una de las casas antiguas y señoriales de gran valor que se conservan en el municipio.

Blog: Lo más leído