Inicio BlogJugando a la pelotamano
Jugando a la pelotamano

Jugando a la pelotamano

Jugando a la pelotamano
dionidlb | 24-10-2013

La pelotamano es un juego deportivo tradiciona del que se tienen noticias desde 1616 en el antiguo barrio de Vegueta, en Teguise, que se juega por equipos, generalmente de cinco jugadores. Básicamente consiste en devolver una pelota de cuero con la mano, lanzada por el equipo contrario, antes de que dé dos botes.

Qué se necesita

La pelota, de elaboración artesanal, tiene un diámetro de 45 y 47 milímetros y pesa alrededor de 50 gramos. Está compuesta de tiras de goma, lana y un revestimiento de cordobán (cuero de cabra curtido).

Un elemento característico del juego es el "bote", especie de banqueta o atril que consta de una parte fija con un eje vertical y, en la parte superior de este eje, va colocada una loseta de barro cuya inclinación puede ser regulada a voluntad. Sobre esta loseta se lanza la pelota como fase inicial del saque con la misma mano con la que será puesta en juego. El bote se coloca en la dirección contraria a la del viento.

Cómo se juega

Se juega en un espacio de tierra que tiene unas dimensiones de 8-9 pasos de ancho y 60-70 pasos de largo. Sólo se marcan las líneas laterales y, en sus extremos, se colocan unas piedras pequeñas denominadas "cabos de bote". En la zona media, 30-35 pasos, se señala una línea que es la denominada "raya de faltas". En la raya de faltas se coloca una piedra que sirve de referencia al jugador que realiza el saque y es donde se lleva la cuenta del tanteo.

Una particularidad en el uso del espacio es que sólo en el momento del saque están obligados los jugadores a situarse detrás de la raya de faltas; a partir de ese momento el espacio pasa a ser común y de uso compartido por los dos equipos.

Los jugadores reciben distintas denominaciones según la zona que ocupen dentro del espacio de juego: jugador de salto, jugador de tercio, jugadores de vuelta y botador.

El juego consiste, a grandes rasgos, en intentar devolver una pelota maciza de cuero, de pequeño tamaño y escaso bote, que es lanzada por el equipo contrario, antes de que dé dos botes en el suelo, golpeándola con la palma de la mano o, en su caso, en pararla con la mano o el pie para que no siga su curso.

Las rayas se marcan con el dedo en la tierra, paralelas a la raya de falta y en la zona media del espacio de juego, a la altura en la que la pelota es detenida por uno de los jugadores después del segundo bote o se detiene por si misma, o en el punto en el que ha salido por unos de los laterales, si previamente ha dado al menos un bote dentro del campo.Si se acumulan dos rayas o hay una raya y alguno de los dos equipos tiene 40 en su marcador, los equipos intercambian sus posiciones en el campo, pasando a sacar el equipo que estaba al "resto", y se juega/n la/s raya/s por el orden en el que fueron realizadas. Un equipo gana la raya si consigue detener la pelota o que salga del campo por un lateral, previo bote dentro de él, por delante (respecto a su posición en el campo) de la raya, es decir, gana la raya aquel equipo que tenga la raya entre él y la pelota. Cuando se juega la raya, debe terminar forzosamente en tanto, y no puede generar una nueva raya. Su valor es igual al de las faltas.

Tanteo

El tanteo se contabiliza por chicos y pajeros.La cuenta parcial se lleva de forma similar al tenis: 15, 30, 40 y 50 ó chico, obteniendo un chico aquel equipo que pasa de 40 teniendo una diferencia de dos. Cinco chicos hacen un pajero.

Existe la particularidad de que si un equipo consigue un chico y el otro tiene varios obtenidos con anterioridad, no se contabiliza ese chico sino que se le resta uno al equipo perdedor. Esto supone que, siempre, al menos uno de los dos equipos tiene que tener cero chicos en su marcador. Los chicos se anotan en la piedra de la falta, dibujando una pequeña rayita que sale de ella. Cuando se acumulen cinco chicos, se borran y se traza un círculo alrededor de la piedra que representa un pajero.

Normas

Las faltas y las rayas, así como la forma de ganar estas últimas, son fundamentales en el desarrollo del juego.Las faltas son infracciones a las normas del juego, siendo las más destacadas para el botador las siguientes:

  1.  Pelota que no supera la raya de faltas en el momento del saque.
  2.  Pelota que es enviada directamente fuera del campo de juego.
  3. Pelota que golpea en el bote y luego no contacta con ella para enviarla al campo contrario.

El resto de los jugadores pueden cometer, básicamente, las siguientes faltas:

  1. Pelota que es cogida con la mano al primer bote.
  2. Pelota que, al ser golpeada, sale de la mano de forma defectuosa o con un sonido extraño.
  3. Pelota que es enviada directamente fuera de los límites del campo.
  4. Pelota que pasa por detrás del último jugador (el de salto), ya sea de buena o arrastrándose.
  5. Pelota que es tocada por un jugador del mismo equipo que acaba de golpearla.
  6. Pelota que da su primer bote sobre la raya lateral.
  7. Si se intenta dar a la pelota de aire y se falla, si un jugador no la golpea antes del segundo bote.

La realización de una falta supone punto directo para el otro equipo, por ejemplo, 15- 0.

Algunas particularidades de este juego son que no existe la figura del árbitro, los propios jugadores resuelven los posibles conflictos y llevan la cuenta de los tantos; que no existe un tiempo límite de juego, sino que éste continúa mientras haya luz solar; y la elaboración de una bebida denominada ponche, hecha con agua, ron, azúcar, canela y limón, que los jugadores beben durante los descansos del juego.

Las características del juego y la complejidad de muchas de sus acciones o situaciones obligan a tener que practicar la pelotamano de forma activa para poder entender perfectamente su desarrollo.

En la actualidad

Actualmente, el juego de pelotamano está próximo a su desaparición como práctica habitual ya que el número de jugadores no supera la veintena y los ancianos que lo practicaron es su época de apogeo son sólo 3 ó 4 de ellos.

¡Anímate a jugar!



Lo más leído